1 3
Cuando a la Asociación de Montaña Oeste de Cantabria se le ofreció la posibilidad de confeccionar una serie de rutas de senderismo por el municipio de San Vicente de la Barquera, un mar de dudas se nos planteó. Dar a conocer rincones hermosos y tranquilos a la gente conlleva el peligro de destruir el encanto de los mismos si pierden la tranquilidad y aumenta el tránsito de personas por ellos. Además, es evidente que se corre el riesgo de un mayor deterioro al aumentar la presión humana, sobre todo teniendo en cuenta que no todo el mundo respeta el entorno. En fin, al final optamos por llevar a cabo el proyecto. La razón fundamental es que nosotros mismos podíamos controlar por dónde pasarían los senderos, nosotros decidiríamos dónde colocar las señales de orientación y, qué se va a hacer, "conocer es amar "; por tanto, enseñemos al que lo desee nuestro trozo de tierra, hermosa y variada, y esperemos que la descubra, la disfrute y la respete como lo hacemos nosotros.
Hemos recorrido la mayor parte del municipio, buscando lo más interesante y que fuera factible de recorrer. Así, en las rutas preparadas hemos incluido recorridos costeros, por las marismas, por los montes y ríos, por los pueblos y por San Vicente. El abanico es muy amplio y siempre habrá una ruta acorde con las características de cada uno, en función del paisaje, de nuestra forma física o de nuestras apetencias en ese momento.
Tratamos de no alterar más de lo estrictamente necesario el escenario. Por eso, sugerimos colocar el menor número de señales; de hecho, lo haremos en aquellos casos en que la orientación sea complicada, nunca donde sea evidente. Al mismo tiempo, sugerimos señales que tengan el menor impacto posible. En caso de limpieza o desbrozo de caminos, sólo en aquellos casos que sea muy necesario. En fin, queremos la naturaleza en el estado más puro posible, lo contrario sería estropearla.
Por último, indicar que el trabajo ha sido ímprobo. Problemas como fincas privadas, caminos perdidos por la maleza, etc. junto al tiempo que este tipo de actividades requiere y su posterior redacción han hecho que nos hayamos demorado bastante más de lo que, en un principio, teníamos previsto. Por fin lo tenemos acabado y, ciertamente, es una satisfacción para AMOC.